Cinco tips para crear lazos de afinidad con los clientes

Los dueños de la marca deben ingeniar estrategias de captación de mercado para no perder clientela y no disminuir las ventas. Foto: Pixabay.

Cuando una persona quiere comprar algo busca en varios lugares el producto o servicio que desea. Esto se debe a que como compradores eligen un producto bueno, bonito y barato. Pero se tiende a olvidar que no todo lo barato es bueno o que no todo lo bonito es costoso. Los dueños de la marca deben ingeniar estrategias de captación de mercado para no perder clientela y no disminuir las ventas. El crear lazos de afinidad es una buena solución para lograrlo.

Cuando una persona siente afinidad por una marca no la deja fácilmente. Sin importar que otra tenga mejores características o productos. Primará la confianza y seguridad que se le brinda. Esta relación la inica la marca con la estrategia de mercadeo y la forma de crear los lazos. La continúa el cliente al elegir siempre lo que ofrece la cartera de productos. Y debe finalizarla la marca al ofertar productos mejores en cada oportunidad. De esta forma se vuelve un círculo vicioso positivo.

Estos son 5 tips con los que puedes crear lazos con los clientes

  1. La relación con el cliente es prioridad. Para convencer a una persona de comprar un producto no hay que mentir. Solo ofrecerle buenos productos. El consumidor sabe cuando le mienten. El crear una buena impresión y confianza garantiza que regrese. Es mejor que vender un producto malo que cause mala reputación. El vendedor transforma a la marca en amigable o no.
  2. Aprenda de los clientes. No hay que interesarse en asuntos personales de cada persona que entre al negocio. Pero es necesario averiguar sobre los gustos y disgustos. Que lo limita a elegir un producto de otro. Con esto puede satisfacer mejor las necesidades y la persona volverá.
  3. El vendedor puede ser ejemplo. No está mal ser ejemplo para concretar una venta. Cuando el cliente conoce al vendedor en la postura de cliente es más sencillo. El exponer las dudas y temores que sintió con la primera compra de un producto es un recurso favorable.
  4. No ofrezca lo que no tiene. Si el producto no capta la atención del cliente ofrezca algo de otro stock. Y si no logra convencer al consumidor, no tema en recomendar algo de otra marca. De esta forma el cliente verá que usted es confiable y acudirá a usted en otra ocasión.
  5. No segmente. El asumir que un cliente no comprará porque pregunta de más o porque tiene dudas es un error. Usted debe atender en todo momento a su cliente y disipar todas las dudas que tenga.

Nebi, un portal web de marketing, indica que con esos consejos se establecerá una buena relación de confianza y buena imagen para la marca.

Foto extraída de Pixabay.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*