5 características básicas de una compañía anónima

Descúbrelo aquí

creación compañía
Foto: Pixabay

La compañía anónima es uno de los tipos de sociedades que la legislación societaria permite crear en el Ecuador para el ejercicio del comercio. La compañía anónima representa el vehículo legal corporativo preferido por muchas personas por contener ciertas docilidades frente a los otros diversos tipos de sociedades y asociaciones.

Estas son algunas de las características:

Capacidad, consentimiento y licitud

Para constituir una sociedad anónima los requisitos son: la capacidad de las personas que intervienen;  el consentimiento sin vicio alguno al momento de su celebración y que siempre exista un objeto lícito para la referida sociedad.

Capital mínimo

A diferencia de las sociedades personales, la sociedad anónima es capitalista, esto quiere decir que no se requiere únicamente de voluntad, sino de capital. 

Responsabilidad

La ley ecuatoriana ha previsto que la responsabilidad de los accionistas por las obligaciones de la compañía anónima sea limitada, lo que paradójicamente no la transforma en una compañía de responsabilidad limitada.

Nombre social

Las sociedades de capital, a distinción de las asociaciones privadas de personas, utilizan una denominación objetiva que siempre hará referencia a la actividad económica que desarrollarán. Un ejemplo de ello es decir que una compañía es: comercializadora, productora, agrícola, etc.

Administración

La sociedad es una persona, pero una persona jurídica, que por ser un mera ficción legal, debe ser administrada por otras personas, esta vez personas naturales. El encargo puede ser revocado en cualquier momento

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*