Esto es lo que NUNCA debes hacer en una entrevista de trabajo

Extraído de: Pixabay

En el proceso de búsqueda de trabajo, la entrevista es el punto decisivo. Del éxito en esta reunión dependerá que aquel puesto que está buscando termine siendo para usted. El nerviosismo, la poca preparación o la poca experiencia en este tipo de situaciones pueden jugar en contra de un candidato, aunque este tenga las capacidades para desempeñar el cargo al que está postulando.

En una entrevista con The New York Times, Jonathan Alpert, un psicoterapeuta y entrenador ejecutivo en Manhattan, señala que confiar demasiado en artículos y libros para superar las entrevistas suele ser contraproducente. Esto debido a que los gerentes de recursos humanos conocen esas guías y pueden detectar respuestas demasiado elaboradas. “Ellos quieren saber qué hace destacar a un candidato de entre los demás y no están buscando un dron corporativo”, explica.

Ser tibio en sus expresiones

El lenguaje tibio es mal visto en una entrevista laboral, señala a The New York Times Lois Barth, una entrenadora de negocios y trayectoria. Tampoco se recomienda ser presuntuoso. La especilista enfatiza en que usar palabras como “quizá” y “posiblemente” revelan inseguridad y dañar la credibilidad; por el contrario, mostrarse demasiado seguro puede levantar sospechas sobre cómo se relacionarás con los demás.

No controlar su lenguaje corporal

Según una encuesta realizada por The Independent entre 2.600 responsables de recursos humanos, gesto como  cruzar los brazos se consideran negativos para el 32%. Los excesos de gesticulación o dar la mano excesivamente fuerte o excesivamente suave también perjudican la imagen del candidato. El mismo estudio indica que para el 70% de los entrevistadores encuestados, es un punto negativo que el entrevistado no mantenga contacto visual. Otras características que debe evitar es mostrarse demasiado serio (no sonreír) o moverse demasiado en su asiento.

No hablar de las debilidades

La pregunta que no falta en una entrevista es aquella en la que el postulante tiene que decir sus debilidades.  Nate Regier, entrenador ejecutivo y director general de Next Element, explica en The New York Times que decir que no se posee debilidades arruinará definitivamente las oportunidades de llegar a la siguiente ronda. También se recomienda evitar decir que posee grandes habilidades para relacionarse con las personas. “Es importante, pero no puede ser medido”, añadió.

Usar el celular

No use su celular mientras está en la entrevista. Según el sondeo de The Independent, el 64%  dijo que no contrarían a alguien que usara su celular en la entrevista. No conteste una llamada, no envíe mensajes, no mire la pantalla. No es profesional usarlo, debe apagarlo mientras dure la cita.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*