Naming: Cómo construir el nombre correcto para su marca

El nombre de la compañía es esencial para que se posicione en el mercado. Conozca que influye al momento de elegir un nombre. Foto extraída de Pixabay.

La marca es todo un conjunto de elementos que deben funcionar de manera correctar para llegar a la mente y conectar con los clientes. Y en este conjunto el nombre de la marca se lleva el peso de reunir en una palabra o un par de letras, todo eso aquello que la empresa construyó como marca. Es entonces que el naming, el proceso a través del cual una marca construye su nombre, es una herramienta tan potente en el branding de una marca.

“La diferenciación, la capacidad de poder transmitir un significado concreto de forma sencilla y directa, la necesidad de optimizar nuestros recursos y reducir los esfuerzos para explicar quienes somos y qué hacemos, está haciendo que el Naming cobre especial relevancia en estos años”, explican en el sitio especializado Branzai.

Si se encuentra en el proceso de encontrar un nombre para su emprendimiento, le será útil conocer que existen modelos de construcción de un nombre a los que puede acogerse, según Branzai.

Descriptivos: Cuando el nombre se basa en la descripción literal. (Thai Airlines)
Neologismo: Cuando construimos un nuevo nombre partiendo de varios existentes (Bocadelia, Boca+Delicioso)
Abstracto: Creamos un nombre inexistente. (Yoigo)
Sugerente: Cuando es un nombre que habla del beneficio directo (Iberia Express)
Evocativo: Cuando partimos de una raíz conocida y construimos algo nuevo. (Bankia)
Asociativo: Cuando nos describe algo de forma conceptual (Champion)

¿Qué características debe tener un nombre?

No existe una fórmula para crear el nombre perfecto, pero los especialistas coinciden en las principales características que de un buen nombre.

Legible y pronunciable fácilmente, sugieren en Brandestand. Además, es importante realizar controles lingüísticos en otras lenguas para evitar que asociaciones negativas.

Original y singular, aconseja Branzai. Mientras más personalidad tenga el nombre, más fácil será atribuirlo a la compañía. Esta característica ayudará a que el nombre sea apropiable. En Branzai explican que hay una diferencia entre un nombre y uno apropiable.

Mientras que un nombre registrable es aquel que ofrece la posibilidad legal de obtener un registro (por ejemplo Delicias). Lograr que sea apropiable significa que no cualquiera podrá usarlo (YummyDelicias).

 

 

 

 


Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*