Usa el “Lean Startup” para emprender tu negocio

La metodología Lean Startup ayudará a impulsar tu idea de negocio. Foto extraída de Pixabay.

El “Lean Startup” es un método que ayuda a impulsar y promover emprendimientos. Unimooc, plataforma de cursos para emprendedores, la define como “una metodología que usa técnicas con el fin de crear negocios viables”. Son conocimientos que le facilitan a las personas las herramientas necesarias para emprender.

Pedro José Mateos, consultor en Metodología en Emprendimiento, lo define como la unión de varias disciplinas. Estas otorgan a las personas herramientas para mejorar las ideas de negocio. Todo con el fin de crear empresas en distintos contextos en donde prevalece la incertidumbre. Pero con la ventaja de tener las formas para resolver problemas de forma segura. El método no es infalible, pero reduce los limitantes a la hora de emprender.

El “Lean Startup” es un manual para llevar a cabo un emprendimiento de forma más ágil, en menos tiempo y con toma de decisiones más certeras.

Para Mateos, el problema a la hora de emprender es que las personas son especialistas al fabricar productos. Pero no detectan las necesidades de los clientes. “Nos enamoramos del producto y no de los problemas que existen. Y son estos los que definen si el cliente paga o no por lo que se ofrece”, asevera. Es necesario hacer un “desarrollo del cliente” desde el punto de vista del cliente para dar valor agergado al producto. Para desarrollar al cliente se debe analizar su entorno, sus gustos y sus necesidades.

Unicoom indica que en palabras de Eric Ries, autor del libro “Lean Startup”, esto permite construir proyectos viables. De forma que se use el mínimo de ingresos pero se aproveche el máximo de recursos. Es decir, que con esta metodología se minimiza la inversión inicial y se reducen las posibilidades de fracaso.

Foto extraída de Pixabay.

¿Cómo inicio una idea de negocio con Lean Startup?

Pedro José Mateos menciona algunas pautas a considerar para emprender aplicando ciertas directrices de la metodología. Recuerde que es necesario hacer una evaluación de tu entorno y de todo lo que rodea al producto que desea desarrollar.

  • Se debe partir por una “lluvia de ideas” para rescatar la o las ideas de negocio que se tienen. Y trabajar con aquella que es más viable o aterrizable al contexto que se vive.
  • Se construye un modelo de negocio en base al ¿qué hago? ¿cómo lo hago? ¿para quién lo hago? y ¿con quién lo desarrollo? Esto permitirá conocer no solo al producto. Permite que se descubra a quien dirijo mi producto y quienes estarán involucrados en el desarrollo del producto y en las etapas previas. Como por ejemplo, los inversionistas, entidades bancarias o socios.
  • Se hace un análisis del entorno y un análisis FODA desde el punto de vista del cliente. Con este análisis se conoce los distintos escenarios pero siempre pensando en el cliente y no solo en el producto.
  • Se hace un análisis del tipo de cliente, de lo que necesita y cuanto está dispuesto a pagar. Con el análisis FODA es más fácil conseguir la información y desarrollar un producto con valor agregado.
  • Si el negocio no es viable analizando esta situación, te evitas la inversión insegura y cambias o mejoras la idea de negocio.

 

 

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*